Trucos y consejos

¿Cuáles son los problemas más comunes en portátiles? Consejos para prevenirlos

Los ordenadores portátiles, como todos los aparatos y dispositivos tecnológicos, tienden a deteriorarse con el paso del tiempo. A veces por una falta de mantenimiento, otras por un accidente y otras simplemente por la calidad de las piezas y el desgaste natural del uso, lo que hace que con el tiempo dejen de funcionar como deberían. Los portátiles no están exentos de sufrir este deterioro, afortunadamente existen varias soluciones como la de sustituir las piezas por otros componentes para portátiles nuevos, lo que hará que tu ordenador funcione correctamente nuevo. En este artículo te explicamos cuáles son los problemas más comunes en portátiles, así mismo vemos cómo prevenirlos y solucionarlos. ¡Sigue leyendo para informarte!

Ordenador lento: ¿Cómo solucionar los problemas que lo causan?

Uno de los principales problemas, y de los más molestos que hay, es cuando al portátil le cuesta mucho reaccionar. De hecho, una de las dudas más comunes es la de por qué mi ordenador va lento y qué puedo hacer para solucionarlo. Ahora bien ¿exactamente qué le ocurre? A veces, el problema no solo está en el deterioro de las piezas, otras veces tiene que ver con el software del dispositivo —es lo más común en estos casos—. Entre las razones más habituales nos encontramos con las siguientes:

  • Virus informático.
  • Demasiadas aplicaciones que se ejecutan en el inicio.
  • Deterioro de algunas de las piezas, como el disco duro.
  • Capacidad del disco duro agotada.
  • Falta de mantenimiento.
  • Configuración indebida del ordenador.

Como ves los problemas con el ordenador que causan una ralentización del mismo son muy variados. Por ello, lo más aconsejable es que pruebes con varias soluciones. Por ejemplo, liberando espacio en el disco duro. También puedes desinstalar las aplicaciones que no estás utilizando y controlar aquellas que se ejecutan en segundo plano desde el inicio. Asegúrate, así mismo, de mantener el escritorio de tu ordenador limpio. Otra de las cosas que debes hacer sí o sí es comprobar que el portátil está libre de virus y malware, para ello instala un antivirus y haz un análisis completo del sistema. Cuando el ordenador va muy lento también puede resultar muy útil desfragmentar el disco duro —ten en cuenta que los archivos que instalas dentro del ordenador no son piezas completas en sí, por lo que cabe la posibilidad de que el sistema operativo no las encuentre tan rápido como debería—.

¿Quieres comprar un portátil nuevo?

Si finalmente estás cansado de pelear con tu viejo equipo y deseas adquirir uno nuevo, échale un vistazo a nuestra sección de portátiles en la que podrás encontrar portátiles nuevos y reacondicionados de las marcas top al mejor precio.

Ver más

También te recomendamos que cambies los ajustes de configuración de tu dispositivo, como añadirle más memoria virtual a la RAM física para hacerla crecer, cambiar el plan de energía, reducir los efectos visuales e, incluso, quitarle transparencia a la interfaz. Si ello no lo soluciona, prueba a reinstalar el sistema operativo. Ahora bien, si a pesar de todo, el ordenador va muy lento todavía, entonces es posible que tengas que sustituir alguna pieza por otra. Algo que suele mejorar considerablemente el rendimiento de tu portátil es ampliar la capacidad de la RAM o sustituir un disco duro por otro (te recomendamos que pases de un disco duro mecánico a uno SSD).

Ruido ventiladores portátil

El ruido en los ventiladores es otro de los problemas más comunes en portátiles. Si te encuentras en la situación de que mi portátil hace mucho ruido, lo más posible es que el ventilador no esté funcionando correctamente. Y es que no hay cosa que estar trabajando con el molesto ruido de los ventiladores del portátil —esto puede, incluso, afectar a nuestra concentración y rendimiento—. Por lo general, el ventilador hace ruido a causa de los rodamientos, ya que estos están desgastados o sucios. En este caso, si no te quieres complicar la vida, lo mejor es adquirir un ventilador nuevo y sustituir la pieza completa —son bastante económicos—. Ahora bien, también es posible que el ventilador haga ruido por la temperatura del portátil. En este caso el ventilador no deja de funcionar y los sensores hacen que estos funcionen a máxima velocidad. Asegúrate de no colocar el portátil en ubicaciones donde se obstruya la ventilación.

Problemas con el teclado del portátil

Por supuesto, esta pieza es esencial en un portátil. Los problemas con el teclado del portátil vienen sobre todo de estar expuestos a la suciedad, como es el caso de la gasa de los dedos de la mano, el polvo o la comida. Si no limpias adecuadamente el teclado, es muy probable que falle. Ello puede ocasionar desde errores que tienen que ver con la repetición de dos o más letras (aunque solo hayas pulsado una) a que directamente algún botón deje de reaccionar. También es posible que los botones se queden enganchados. Lo más aconsejable, por tanto, es limpiarlo periódicamente para prevenir problemas con el teclado del portátil.

El portátil se calienta mucho

Cuando el portátil se calienta mucho, lo que suele pasar es que ha estado funcionando durante mucho tiempo y por encima de sus posibilidades. En la mayoría de los casos esto está ocasionado por un problema de hardware, ahora bien, exactamente qué pieza está fallando. Lo más habitual es que se trate de la tarjeta gráfica, aunque también es posible que la pasta térmica se haya deteriorado o que el disipador no esté bien anclado —te recomendamos que revises los disipadores de CPU y de GPU—. Evita así mismo colocar tu portátil en un lugar donde se obstruya la ventilación, para que el flujo del aire circule por todos los lados de la caja (no es aconsejable colocar directamente el portátil sobre una manta o encima de la cama, por ejemplo). Algo que también te puede funcionar para solucionar el problema es cambiar la caja por otra con mejor refrigeración o instalar un control de ventiladores para hacerlos funcionar a mayor velocidad.

Problemas con pantalla de laptop

Los problemas con pantalla de laptop son también muy habituales y uno de los principales problemas con los que se suelen encontrar los usuarios. Por lo general, la rotura de las pantallas suele estar ocasionada por una caída o por algún golpe fortuito. También por la caída de algún líquido directamente sobre ella. Un fallo totalmente diferente es cuando aparece la temida pantalla azul de Windows (conocida como pantalla azul de la muerte), que indica un código de error en el sistema y anuncia que el ordenador ya no puede recuperarse del mismo. En estos casos, nuestra recomendación es que optes por comprar un ordenador portátil nuevo puesto que buscar un remedio a ello suele ser muy difícil y en muchas ocasiones no resulta efectivo.