Todo sobre portátiles

Pantalla brillo o mate, ¿Cuál es mejor?

elegir entre pantalla brillo o mate

¿Pantalla brillo o mate? La elección de una pantalla de monitor para ordenador es una de las más importantes que podemos tomar, en lo que se refiere a nuestros equipos informáticos, ya sea para uso personal o profesional.

En la mayoría de casos, en lo que nos fijamos es en que sea una pantalla de tamaño adecuado (en los ordenadores de sobremesa) o que sea compatible con nuestro modelo (en los ordenadores portátiles).

Sin embargo, cuando nos proponemos realizar la compra del monitor, nos damos cuenta de que tenemos que tomar una decisión (entre muchas otras) realmente importante: ¿ pantalla brillo o mate ? El hecho de que ambas convivan en el mercado, nos da una idea de lo complejo que puede ser elegir entre una y otra.

Por ese motivo, en JVS-Informática vamos a explicarte las diferencias entre ambas y a darte algunas recomendaciones, para que tomes la elección adecuada.

¿Qué es mejor una pantalla brillo o mate ?

Para empezar, vamos a desmitificar una comparación injusta entre ambos modelos de pantalla. La pantalla mate no es mejor que la brillante, ni tampoco a la inversa. La mejor pantalla de ordenador es aquella que se ajusta a la perfección a tus necesidades.

Para ello es importante conocer las diferencias entre una pantalla mate y una brillante. Te las contamos a continuación.

Características de la pantalla con brillo

La pantalla brillante está fabricada con vidrio reflectante o polímeros. Su inclusión permite obtener un grado de transparencia muy alto, con el que se facilita la salida de luz de la pantalla.

En consecuencia, las imágenes que podemos ver en la pantalla brillante de un monitor son más vivas, tienen más color y un contraste más intenso, con negros más profundos. En cierta manera, casi podríamos hablar de que transmiten un mayor “realismo”.

Estas características tienen una desventaja y es que los reflejos en la pantalla son mucho más perceptibles. La luz solar directa, por ejemplo, podría hacer prácticamente inutilizable una pantalla de este tipo.

Si el problema fuera solo este, simplemente con que no le dé la luz directa, tendríamos una pantalla brillante de calidad, que disfrutar en cualquier momento que estemos conectados.

Sin embargo, la situación es mucho más delicada. La luz indirecta también puede afectar a una pantalla brillante; la luz artificial de una habitación también crea reflejos; según la iluminación de una estancia incluso nuestro propio reflejo podría ser una molestia en la pantalla.

Características de la pantalla mate

Ahora veamos las pantallas mate. Con el fin de evitar este inconveniente, tienen un recubrimiento antideslumbrante, en base a distintos polímeros sometidos a un proceso de grabado, que crea hendiduras en la superficie de la pantalla reduciendo con ello la reflectividad.

¿Problema resuelto? En parte sí, porque ya no es tan fácil sufrir reflejos, ni siquiera cuando la luz le da de forma directa. Sin embargo, la imagen en una pantalla mate es mucho menos impactante. Los colores son inevitablemente más apagados, la iluminación es más pobre, el contraste es menor, se pierde realismo.

Recomendaciones para elegir la pantalla de tu portátil

El mensaje final no debe ser que ambas pantallas presentan desventajas, sino que los dos tipos de pantalla ofrecen cualidades diferentes, que debes aprovechar en función de la situación en que vayas a utilizarlas.

Si, por ejemplo, buscas reemplazar la pantalla del monitor de tu ordenador portátil y piensas utilizarlo en muchos sitios (en varias habitaciones, al aire libre, en la terraza de tu cafetería favorita), está claro que no vas a poder controlar la exposición solar.

En estos casos será mucho más recomendable la elección de una pantalla mate para tu ordenador portátil. No verás colores tan vivos como en una pantalla brillante, pero disfrutarás de la máxima nitidez, incluso en situaciones de máxima exposición.

Las pantallas de ordenadores de sobremesa tienen la ventaja de ser fijas. Si puedes controlar la iluminación en la estancia y conseguir que no cause excesivos reflejos en el monitor, una pantalla brillante puede ofrecerte una experiencia de máxima calidad, tanto para navegar, como para ver películas y series o incluso para jugar.

Ahora bien, tampoco podemos distinguir pantallas mate para ordenadores portátiles y pantallas brillantes para ordenadores de sobremesa.

Por un lado, hay muchos usuarios que utilizan sus ordenadores portátiles en entornos controlados, por ejemplo para trabajar en una oficina. Con una exposición de la luz artificial bien direccionada, una pantalla brillante puede ser la mejor elección.

Otros factores a tener en cuenta al elegir la pantalla para tu ordenador

Por otro lado, hay estancias y ubicaciones que son imposibles de controlar, ya sea por la luz indirecta del sol o porque las luces de esa habitación están fijas y no podemos graduarlas. Aquí tendríamos que optar por una pantalla mate incluso en un ordenador de sobremesa.

Por descontado, también tenemos que tener en cuenta nuestros gustos personales. Aunque la mayoría preferirá una pantalla brillante inicialmente, es mejor comprobar qué ofrece cada una de ellas, porque puede que tus preferencias se ajusten mejor a la nitidez de las pantallas mate.

Valora también la salud de tus ojos. Una pantalla excesivamente brillante, que cause reflejos de manera muy recurrente, puede causar problemas oftalmológicos como irritación o vista cansada.

Una recomendación práctica es que consigas alguna pantalla, para comprobar con ella donde vayas a usarla los efectos que consigue.

Si, por ejemplo, tienes dos ordenadores portátiles y quieres reparar la pantalla de uno de ellos, el otro puede decirte si el uso que le vas a dar hace más recomendable un tipo de monitor u otro.El que se ajuste mejor a lo que estás buscando, será el modelo de pantalla para ordenador que debas comprar.

Deje un comentario