Accesorios

Cuál es la mejor batería externa para el portátil

Batería externa para portátiles

Un ordenador portátil recibe tal nombre porque puede ser utilizado en diferentes sitios. Además de su movilidad por sus dimensiones y peso, la autonomía es uno de los factores que más influye en el hecho de ser “portátil”.

Por un lado, tenemos siempre la posibilidad de utilizar el cargador conectado a la corriente. Con solo que estemos en un lugar con un enchufe activo, podremos utilizar nuestro portátil.

Además, estos ordenadores tienen una batería incorporada y recargable, que nos ofrece cierta autonomía incluso sin tener que conectar el portátil a la corriente. Aquí sí que podemos aprovechar esta ventaja para utilizarlo en cualquier sitio.

Sin embargo, la batería del portátil es limitada. En general dura varias horas, pero el uso de determinados programas puede exigir más energía y recortar esta autonomía rápidamente.Sin más accesorios, la única opción que tenemos es aprovechar en cuanto podamos de nuevo el cargador del ordenador. ¿Pero qué sucede si no tenemos cerca un enchufe? Es aquí donde podemos aprovechar las ventajas de la batería externa o “power bank“.

Qué es una power bank para portátil

Una power bank es una batería externa desarrollada específicamente para dispositivos electrónicos portátiles, desde un teléfono móvil hasta un ordenador, además de tablets, reproductores, videoconsolas y muchos más.

La power bank puede estar fabricada con litio o con polímero de litio (mucho más ligera y con más capacidad). Al ser conectada al dispositivo que se desea cargar, este aprovecha su autonomía como propia y puede seguir funcionando sin necesidad de tener carga interna.

Por tanto, una batería externa es útil para ampliar la capacidad de la batería interna del ordenador portátil y contar con autonomía, así podremos utilizar el ordenador por más tiempo.

Hay que tener en cuenta la diferencia entre las distintas tipologías de baterías externas. Las de teléfonos móviles no suelen ser excesivamente grandes, pero también su carga está enfocada a estos pequeños dispositivos, por lo que en otros pueden no ser tan útiles.Una power bank para ordenador portátil destaca por su capacidad, además de que suele ser algo más pesada y grande. No lo es en exceso y se puede llevar fácilmente, por ejemplo en el maletín del ordenador, pero sí que presenta una diferencia notable con respecto a otro tipo de baterías externas.

Cómo cargar el portátil con batería externa

La funcionalidad de las baterías externas es muy sencilla. Tan solo hay que conectarlas al ordenador portátil y este puede aprovechar su autonomía.

No obstante, los modelos más actuales de power bank permiten una gestión mucho más avanzada de esta carga.

Para empezar, hay que tener en cuenta la conectividad. En la mayoría de casos se realiza por USB. Si no es así, muchas veces se facilita con la batería distintos conectores con los que aprovechar el acople indicado en cada situación. Así se garantiza plena conectividad, independientemente del sistema de conexión que utilice cada dispositivo.

Además, algunas baterías externas tienen funciones adicionales, como la posibilidad de encender y apagar la conexión, así como también ofrecer datos de carga, autonomía y consumo.

Hay que tener en cuenta algo importante. Las baterías externas cargan un ordenador portátil, pero ellas mismas también necesitan carga.

Dado que suelen tener una autonomía considerable (20.000 – 30.000 mAh o superior), vamos a necesitar un poco de tiempo para conseguir cargarlas al 100%. Organiza bien los tiempos de carga, para contar siempre con tu power bank al máximo de energía y aprovechar así todo su potencial.

Qué batería externa comprar

El mercado se ha visto favorecido por la fabricación masiva de baterías externas. Esto tiene muchas ventajas, como que los precios sean más asequibles, que haya modelos para todos los usuarios y que cada vez ofrezcan mejor rendimiento.

Pero también tiene una desventaja, ¿cómo elegir la mejor batería externa para tu portátil?La autonomía que ofrezcan puede ser uno de los valores más importantes, pero lo cierto es que deberías fijarte también en otros, con los que garantizar plena compatibilidad y un aprovechamiento óptimo de su potencial.

Puerto de carga

Como hemos indicado anteriormente, la conectividad es clave para tener seguro que se puede aprovechar al máximo una batería externa en nuestro ordenador portátil.

El puerto de carga representa esta conectividad, que como también os hemos indicado, suele ser por USB. Sin embargo, hay varios tipos de USB.

Lo ideal es que tanto el portátil como la power bank aprovechen el tipo de versión de USB más reciente, dado que así se obtendrá la mejor vinculación entre ambos.No es excesivamente preocupante si tienes un ordenador portátil nuevo, dado que los modelos más recientes ya cuentan con varios puertos de carga por USB, en todas las versiones existentes de este tipo de conectividad.

Tensión de carga

Las baterías externas para ordenadores portátiles necesitan también una tensión de carga superior a la que requieren otros dispositivos, como los teléfonos móviles.Normalmente con una tensión de entre 15V y 20V (voltios) podemos tener todo lo necesario para cargar correctamente nuestro ordenador.

Potencia suministrada

La fórmula de la potencia nos muestra que este valor es el resultado de multiplicar voltios y amperios. Al final tenemos un valor que ya hemos sabido identificar como mAh y que nos ayuda a saber cuánta autonomía nos proporciona una batería externa.

Una potencia suministrada de entre 20.000 y 30.000 mAh suele ser lo más normal, en lo relativo a baterías externas para ordenador portátil en la actualidad.

En teoría, la ventaja es proporcional. Es decir, cuantos más mAh tenga de potencia la power bank, mayor autonomía vamos a poder aprovechar de ella. En la práctica, esta ventaja tiene también ciertos inconvenientes.

La potencia requiere espacio y, cuanto mayor sea, también será más grande la batería externa. Al final puede pesar bastante si escogemos un modelo con demasiada capacidad.Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que para aprovecharla bien hay que tenerla cargada al 100% y eso requiere que dediquemos mucho tiempo a su recarga. Por ese motivo, también es importante la capacidad de carga rápida que ofrece, tanto para su propia carga, como para cargar dispositivos externos.

Deje un comentario