Todo sobre portátiles

La batería del portátil no carga: problemas más comunes

bateria de mi portatil no carga

¡La batería del portátil no carga! ¿Cuántas veces te has encontrado con este problema? La batería es uno de los elementos que puede darnos más problemas y, sin embargo, también es imprescindible que funcione bien para poder utilizar nuestro ordenador como deseamos.

A veces la mejor solución es la sustitución de la batería. Hay muchas compatibles a buen precio, por lo que es una opción fácil, rápida y aconsejable.No obstante, no siempre son averías sin solución. En este artículo te contamos cómo identificar el problema que está sufriendo tu batería cuando no carga y cómo es posible resolverlo, si es que tiene solución.

Cargador o conector en mal estado

En ocasiones el problema no está en la propia batería, sino en el cargador. Comprueba antes que nada que la conexión desde el ordenador portátil al accesorio está bien puesta, igual que desde este a la corriente.

Es algo muy frecuente que se suelte y creamos que falla la batería o el cargador, cuando se trata simplemente de ajustar mejor la conexión.

En cualquier caso, sí es posible que el cargador o el conector se encuentren en mal estado. Desde el hecho de que no funcione correctamente alguna de estas piezas, como porque se hayan dañado y visiblemente muestren algún golpe, rotura o similar.

Si el cargador no funciona bien, la buena noticia es que la batería posiblemente no esté dañada ni requiera reparación. Adquirir un cargador nuevo compatible es mucho más sencillo y rápido, con lo que podemos volver a contar en poco tiempo con nuestro ordenador portátil a pleno rendimiento.Un consejo práctico es que tengas siempre dos cargadores. De esta forma evitas que si uno de los dos se daña o deja de funcionar, tengas que esperar hasta recibir el nuevo para seguir utilizando tu portátil.

Estado de la batería: comprobación

Tu batería de portátil no carga y puede tener un problema de funcionamiento interno. Una buena manera de confirmar su rendimiento es comprobando su estado y tenemos varios métodos para ello.

Uno muy sencillo consiste simplemente en ponerte con el ratón encima del signo correspondiente a la batería y te aparecerá su estado, su carga en porcentaje y su duración estimada según el uso que estás dando al ordenador.

Para un análisis más completo, siempre podemos hacer esta comprobación directamente en el sistema. En Windows tenemos un par de opciones.

Primero podemos acceder a la consola de comandos, acceso que en Windows 10 se hace mediante la combinación de la tecla Windows con la R. Aparecerá una ventana de acción sobre la que podemos ejecutar este comando: “powercfg /batteryreport”.

Al hacerlo aparecerá toda la información relativa al estado de la batería, tanto actual en tiempo real como general, con datos como los ciclos de carga que le restan.

Si quieres otro método para acceder a esta información, puedes localizar el archivo battery-report.html, que normalmente se encuentra en la carpeta C:\Windows/System32/. Es en realidad un documento HTML en el que vamos a poder ver también la capacidad actual de la batería, sus ciclos de carga y compararlo con su capacidad original.Si utilizamos macOS X, podemos acceder a Informe del sistema. En el apartado que pone “Alimentación”, nos ofrecen toda la información que necesitamos consultar acerca del estado de la batería, como su capacidad total, la capacidad que le queda y otros tipos de condicionantes.

Problema en los drivers de Windows

En ocasiones, la batería del ordenador portátil presenta un mal funcionamiento, porque los drivers de Windows generan una incompatibilidad. Muchas veces se debe a que hace falta instalar nuevos drivers y, aunque es una acción que normalmente se realiza de forma automática, no siempre se hace correctamente.

Este problema lo que suele ocasionar es que la batería se mantenga en un porcentaje de carga mínimo, aunque la tengamos bien conectada.

Para solucionar este problema, desenchufa el cargador de tu portátil y abre el Administrador de dispositivos. Puedes hacerlo con las teclas Windows y X.

De todas las entradas de dispositivos que aparecen, debemos localizar la de la batería y seleccionar la opción de “Desinstalar” para todas las entradas, tanto relacionadas con la batería como con el adaptador.

Tras confirmar el proceso de borrado de controladores del sistema, se ejecutará la operación. Ahora solo tenemos que reiniciar nuestro ordenador.Al hacer el reinicio y una vez se haya encendido todo de nuevo, accedemos al mismo apartado que antes y seleccionamos la opción que indica “Escanear”. Con ella, el sistema encontrará nuevos drivers actualizados y los instalará de forma automática, por lo que si existía algún problema de incompatibilidad entre los drivers y la batería, de esta forma se resolverá de inmediato.

Batería no calibrada

Al principio la batería de un portátil no presenta ningún problema. Carga al 100%, dura exactamente como la tenemos configurada. Va todo perfecto.

Pero con el tiempo parece que su efectividad va decayendo. Cada vez se descarga antes y el sistema indica que su carga se evapora. Puede haber muchos motivos para esta reducción de rendimiento y uno de ellos es la falta de calibrado.

Lo que buscamos al calibrar la batería del ordenador portátil es garantizar que envía información correcta al sistema operativo. Así mostrará siempre el estado real de la batería y no presentará porcentajes de carga incorrectos, que pueden motivar diversas acciones como la suspensión del ordenador, la activación del modo de ahorro de energía o que se apague de improviso.

El proceso de calibrado es, inicialmente, manual. Cargamos la batería al 100%, la descargamos totalmente y la volvemos a cargar de nuevo de forma completa.

El problema es que Windows puede ejecutar un perfil de consumo durante el calibrado, que interrumpa el proceso, así que debemos crear un nuevo perfil de consumo desde el apartado Opciones de Energía.Si inicias la configuración verás que hay uno específico pensado para el Calibrado de batería, puedes escogerlo e iniciar la operación para un calibrado perfecto.

Problema en la configuración de la BIOS

Existe la posibilidad de que la batería no esté bien configurada desde la BIOS. Accede a ella al encender el portátil y pulsar la tecla que se indica.

En estos casos puedes seleccionar Exit y la opción Load Default para cargar los parámetros por defecto. Al reiniciar, el ordenador portátil instalará la nueva versión a través de la conexión de red y, si existía alguna incompatibilidad entre BIOS y batería, ahora quedará resuelta.

Deje un comentario